lunes, febrero 08, 2016

Las pinturas dela Encarnación (I)

En el puebru del Arroyu, an pie dela única sierra que tien las Vegas Baxas, en tierra de mitus i alicantinas delas épocas, se hallan la ruinas dela ermita dela Encarnación o Madre de Dios de la Sierra entre escobas i varas-de-san-José. No son unas ruinas qualquiera, pos drentu de tol patrimoniu del que mos descadecemus, estus restus están catalagaus ena Lista roja del patrimonio. Peru no es essu lo has especial esta ermita: son las pinturas muralis que entovía quean por tolos pañus de paré que se conservan, más que ná ena parti del retablu.
Ilesia dela Encarnación
 Hui esta mañana i retraté tolo que púi, tuviendu en cuenta que el arrisgu de farrungamientu es grandi en quasi que tol edificiu. Comu tengu bastanti retrateu, lo diré pusiendu a pocu a pocu paquí.
Capitelis
 Esta costrución vien del sigru XVI i las ajuntamus al estilu franciscanu presenti nel conventu de Lobón o el de Luriana. Los materialis son mu resestentis, con ladrillu en pilaris i arcus (los arcus los barruntamus, porque namás quean los arranquis), la huerça d'ellus derrotaus i esparramaus pola navi i alreol.
Muru del retablu
 L'orentación del templu es de salienti-ponienti, dandu el retablu pa ponienti, lo que has que las pinturas del s'aigan conservau, enque el techu se cayó ai quasi un sigru.
Colunas cona sierra detrás
 Lo que vemus enas retrataúras es el muru de ponienti con el retablu astilu crássicu. Se trata dun retablu ena paré con quatru colunas falsas, dos i dos a ca ombrera dela puerta. Por cima d'ellas ai una cornisa con frisus de metopas i triglifus pintaus i arrematandu ala metá arriba, un hornichi que has un templeti con dos colunas (una i una) que sustienin un frontoninu.
Frol
 Lo bonitu dela hechura es que arrienda los elementus crássicus por mé dela arquitetura i la pintura. Las colunas, por exempru, tien los rayonis pintaus en el fusti que parecin dal la sensación de hondura. Los capitalis, astilu dóricu, están pintaus con motivus vegetalis hiziendu fenefa.
Detalli delos capitelis
 El espaciu entre las colunas está tamién decorau con motivus floralis i ramallus de destintus coloris, conservandu-si mejol las pinturas dela parti derecha ala puerta.
Espaciu entre colunas
 En el bastiol dela puerta apreciamus hiziendu arcu la cabeça de quatru angelinus ruvius en un hondón azul, peru comu está despresu en varius cachus, no se conserva la cara, más que la frenti i el pelu. Estus angelinus junta la pintura dela capilla con bóveda dela que trataremus en otru endilgu, son las únicas figuras antropomorfas que se conservan.
Angelinu isquierdu cimeru

Angelinu derechu cimeru

Angelinu derechu baxeru


Angelinu isquierdu baxeru
Detalli de froris
 Por drentu del bastiol dela puerta tamién quean abondantis restus dela fenefa en colorau i motivus floralis en amarillu i colorau, enque en bastanti peol estau que'l retablu.
Fenefa i froris dela puerta

Frisu i templeti
 Ena parti dela cornisa, encontramus un frisu mu bien decorau con triglifus pintaus i metá motivus floralis. Los modelus delas froris son destintus los del frisu que los dela parti baxera. Entre el templeti i al frisu, la parti sobressalienti más espuesta tamién recrea el mesmu dibuju que los capitelis delas colunas.
Detalli delas froris
Detalli del frisu
 Los coloris en azul, colorau, morau i amarillu da un airi real, monárquicu, que no casa mu allá cona simpreza del edificiu franciscanu, de má que suponemus que huerun pinturas por encargu hechas en tiempus posterioris ala hechura dela ilesia.
Hornichi derechu
 Alos laus dela puerta del retablu se conservan dos hornichis en bastanti peol estau de conservación. Estavan pintaus con fenefas i tien un arquinu de mediu puntu. El usu del ladrillu en ellus es evidenti, sigún s'alvierti enas retrataúras.
Vara-de-san-José
No hadremus una refressión a tentu del estau d'esti edificiu. Me la reselvu pa adenunciá-lu enas mis calavoracionis ena prensa, que quei una mejol costancia. Los retratus son clarus, el juíziu de ca unu devi hazel-si más pola vista en pessona, respetandu siempri el edificiu i el entornu, que no sentau delantri del ordenaol.

No hay comentarios: