jueves, octubre 10, 2013

L'arquiología de Guaxira de José Manuel Jerez

Ayel tardi, en el ayuntamientu de Guaxira s'apegotonarun sigrus d'estoria. El proponimientu: demostral que Guaxira no es un puebru nuevu, tolo contrariu, la su estoria es delas más antiguas delos puebrus delas Vegas Baxas. Dendi las bastas hachas, ata los vasus acampanaus, passandu polos enterramientus. Dendi los testimonius de Dipo ata los tiempus delas villae romanae i dendi la escaimientu d'ellas ata los tiempus morus. I es que Guaxira, conas sus casas brancas hincás enos cerrus más acá dela Tiesa, tien por baxu d'ella tola estoria delas Vegas Baxas.

 Ena puerta'l ayuntamientu se arremolineava la genti, unus con el tallel de maquillagi delos zagalis i otrus aspera de prencipial la chalra del envestigaol, dibujanti i coronista de Guaxira, José Manuel Jerez Linde. I es que esti ombri es conocíu enos andaris dela arquiología polos sus dibujinus arquiológicus i el su envestigaeru, primeru sobre'l terrenu, dispués en el escritoriu, enos restus materialis delas colturas de patrás delas Vegas Baxas.
 Ena tardi de ayel convidó alos guaxireñus a conocel un quantu-quantu más el su patrimoniu material i estóricu, por mé dun passeu dendi la prestoria ata los tiempus morus, dedicandu un apartiju ala su especialidá, la terra sigillata, es dizil, las vasijas de barru sellau.

Manuel García Cienfuegos, el alcaldi de Guaxira i José Manuel
 El señol alcaldi de Guaxira s'encargó de presental el palraol sigún la genti se diva acolocandu enos assientus.


 Los retratus del anombrau vuelu americanu de 1956 sirvierun de guía drentu del recorríu polos destintus yacimientus estudiaus, decumentaus i esparramaus en librus i revistas científicas estremeñas i nacionalis de Guaxira. El cerro'l Águila, El Cuco, La Orden, Pedro Franco o el cerro Juanón huerun sitius que se mentarun polos sus yacimientus.
 Delos tiempus prestóricus arreparó enas tres tumbas que ena parti sul del puebru aparecierun, tumbas de caleñus de falsa bóveda, con importanti pa entendel los empuebramientus dela vega dela rivera de Guaxira dendi la Pixotilla ata la boca propia dela rivera ya enas Vegas Baxas. Varius delos materialis que se atoparun enas tumbas están puestus en el museu de Badajós, más que ná las vasijas, pal que quiera vé-lus.
 Arreparandu enos tipus de vasija, José Manuel mentó los destintus tipus hallaus ena parti más cercana, Los Concejiles lobonerus, unu delos sitius que, enque esté por estudial, se presenta comu unu delos más importantis dela prestoria más rezienti delas Vegas.
 No faltarun las mentacionis ala misteriosa ciá de Dipo, con monea propia, i que, enque no aiga aparecíu entovía, los estudiosus ca día son más ciertus de que se halla ena propia Guaxira. José Manuel sustién que, Dipo ena parti de ponienti i Conisturgis pa salienti, las Vegas de Guadiana estavan vegilás enas sus vías prencipalis, peru dispués que Méria cogiera pulu con Augustu, Dipo perdió importancia ata desparecel-si.


 Enque la chalra diva bandeandu las custionis más interessantis dela estoria guaxireña, era precisu un apartiju pa palral dela vasija fina de barru sellau. En ella se mentarun varias pieças i salió el nombri d'algunus cacharrerus de tiempus romanus. El vasu más curiosu encontrau hue unu con una escrición, ena que puei entreleel-si la palabra SITIS (en latín sedi) polo que los que andan a estudiá-lu crein que se trata d'alguna fórmula latina que envita a bebeeru.
 Dispués que acabó la chalra, los vezinus estuvun a preguntal custionis relacionás conas hallaúras del puebru que los propius parcelerus hizun, sitius andi se hallarun ciertas pieças, a qué poía equivalel ogañu la Dipo antigua... La sensación de vivil en un sitiu estóricu, que los propius vezinus án comprovau muchas vezis, ena hechura delas casas o arandu nel campu, ayel tardi se sintió más honda que nunca: unu delos vezinus que dendi chicu lleva envestigandu polas parcelas los restus materialis delos puebrus de patrás demostró ayel que Guaxira es vieja, tantu comu los ombris que continamenti pobrarun las Vegas Baxas, i que precisamenti pa sabel dela estoria dun lugal es mestel aprecial lo que la tierra inculta. Por fin, regalarun al ponenti una praca de reconocencia pola su lavol, entre la norabuena de amigus i vezinus.
Un caquinu de vasija escachá, un hierrinu, una piera, una piçarra arruñá, una monea dizin muchas cosas. Comu José Manuel dixu ayel tardi, el valor de una pieza se encuentra en la información que pueda dar i creu que los guaxireñus entendierun que es assina. 

1 comentario:

José Manuel Jerez Linde dijo...

Gracias por tus palabras Ismael y por visitarnos también. Un abrazo