sábado, diciembre 29, 2012

Guaxira

Guaxira es, comu el restu de puebrus nuevus delas Vegas Baxas, tantu o más vieju que los demás que ya paquí andavan enantis del Plan Badajoz. Ya sabiamus delos pobramientus d'estas tierras dendi tiempus mu largus, peru acercandu-mus al ambienti i territorius d'essus assentamientus entendemus el porqué dela custión. Guaxira de siempri á estau pobrau i lo dizin los testimonius que'l envestigaor i debujanti José Manuel Jerez Linde, guaxireñu i amigu dela estoria comu pocus en esta comarca, s'á encargau de estudiar. El sabau passau me convidó a dir al su puebru, dispués que lo conociera en el Montiju ena presentación dela Asociación de Amigos de la Villa Romana de Torre Águila en Barbañu. La tardi no s'aborrará dela memoria en compaña de tan buen ciceroni.

Entrada a Guaxira
Que no vos engañin las casas brancas nuevas de colonus: otras eran las casas i otrus los ombris que cultivarun la vega ferti que se destiendi alos pies del Cotorillu dendi tiempus imemorialis. En compaña de José Manuel púi ver parti d'essa estoria polos alreoris de Guaxira i que quieru que tamién vusotrus sepais d'esti puebrinu i dela su estoria.
Restus delas pieras muralis dela villa de Pedro Franco
Restus dela villa
El nombri vien dela rivera que atraviessa parti del términu, la rivera de Guaxira, que aboca con Guadiana i que es una dela prencipalis riveras d'esta parti. Ya vos eché unus retratus d'ella en esti veranu, quandu osé de vesitar el lugar cona becicleta. A dambus laus dos d'esta rivera, viniendu ya dendi el afrujenti dela Pixotilla, á bistu pobramientus i ala preva está la necrópoli del Cuco o los restus dela villa romana de Pedro Franco, dela que apeninas quea la conseña de rollus, tegulae i algún cachinu de granu. Los trebajus de allanamientu palos bancalis arramplarun con tó ellu. Ya Navarro del Castillo s'almirava delo que pallí apareció Me contava José Manuel una anégota de unu que encontró una tinaja, un antiguu dolium, tan grandi que mesmu s'entró en ella.

Pala terminación dela vega, encontramus el cortiju del Praíllo. Es un cortiju astilu delos que tenemus por tola comarca, cona destacaúra de estar hechu renti al propiu ríu Guadiana, mu comparanti al dela Cubillana en esta custión.
Secaeru del Praíllo
Tien un imponenti secaeru, comu los de Sarteneja o Sagrajas i el cortiju está mu bien conservau. 
Cortijo'l Praíllo

Velallí embaxu está el embarcaeru, que era el puntu de juntança entre Val-dela-Calçada i La Puebla con Guaxira. Los que divan pala finca la Orden passavan por aquí en barcas grandis, si llevavan ganau, o en barquillas si namás eran pressonas.

La Barca (orilla derecha)
El molino de Isidro
 El de Guaxira entovía conserva la ramplina pa abaxar i ata ai pocu los palus d'amarri. Pala parti de Val-dela-Calçada quea la rampla que hazía el caminu, enque ogañu tienin puesta una casilla los dela Confederación.
Pallí cerquina, cosa almirabli, está el molinu de Isidro, el famosu polu del que vos di cuenta estus mesis atrás. Resulta curiosu vé-lu dendi la otra orilla, metíu en Guadiana, incultu ena alamea. José Manuel me llevó dispués a un antiguu vau, del que no tenía noticia i del que le dixi que diva a envestigar por si huera un passu natural d'antañu.
Los silos dela Orden
Ena vuelta patrás vimus la guapa vaquería dela Orden conos sus silus imponentis, brancus i menumentalis ena metá del llanu, ora con poca vida. Conas dependencias que tien, cuesta trebaju maginar-si la cantidá de ganau que se movía en esta vega antiguamenti. La vaquería es delas más grandis que ei vistu pa esta parti, ena vega de Pedro Franco, con un destensu corral, que si en ajuntandu-lu por cincu o seis vezis tien el grandor del propiu puebru de Guaxira.
De frenti está el cortiju'l Becario, bien conservau i brancu, acostodiandu los cultivus esprimentalis dela finca, que cogi tola llanura por baxu delos cerrus de La Ordin.

Cortijo'l Becario
Camino la Orden
La carretera que ahila parriba es un passeu cubiertu en primavera, namás afeaus polas alambris dela finca.

Colunas romanas enas dependencias dela finca la Orden
En llegandu arriba, ena subida entre cerrus verdis i llenus de esparragueras, s'entra alos edificius de esprimentus bioquímicus dela Orden. Mos susprendi comu los produtus trasgénicus los tenemus tan cerca, las simientis adulterás i las prantas mudás d'essencia en prastiquinus i tubus arregrus alas curas. Si no huera polas colunas del peristilu dela villa de Pedro Franco que están ala sombra delas palmeras enos edificius de La Orden, el pensaeru dela manipulación genética que se has allina se huera enreau a herver-mi la sangri más delo comenienti.

Edificiu antiguu dela Orden
El gastu en eurus, tan grandi que no cogi en un endilgu tan chicu comu esti, da entrepetación alos bilingüis castellanu-ingrés que orienta al vesitanti i al impresariu i los estandartis grisis i auditorius de luxu que engueran l'almiración bucólica del veregel verdi que está comu una alfombra de iviernu alos pies d'aquellus cerrus.

Las Vegas Baxas en el orihoscu dendi un baxíu cerca del caminu vieju a Lobón
Mirandu a Guaxira, está cimenteriu, unu delos más curiosus que ei vistu delos puebrus nuevus, con campanil de piera i contrafuertis a tolo largu del muru. Ai pocu que s'estrenó. Desinquieta saber que lo mesmu antiguus que modernus elegían los enterramientus en sitius altus, con buenas almiracionis.

Campanil del cimenteriu de Guaxira
Tumba reonda escavá ena piera
Entrada i bochi funerariu
Los enterramientus dela edá del Bronci, ena necrópoli de Guaxira, son la mejor muestra dela continación dela vida en estus cerrus. Enas barreras que dan al sul se vei la conseña de sepolturas arreondeás, escavás ena piera.
Tumba quasi repuesta
Una delas tumbas está repuesta con caleñus del lugar, enque se conserva el çócalu original, amás de un bochi andi echavan vasijas con axualis.

La estoria de Guaxira, la antigua i la moderna la cuenta José Manuel en el libru Ruptura y continuidad en la historia de Guadajira (Badajoz), cona calidá i rigorosidá del envestigaor. Peru creu que pa entendé-la es precisu dir a esti puebru: passeandu pola vega, ajorrandu polas sus barreras, devisar el restu de lugaris dendi los cotorrus, saber delas plaeras, llanus, baxíus, regatus i riveras i atentar conos pies la essencia antigüíssima delos nuestrus avuelus delas Vegas Baxas.
Guaxira ala postura

Quantis que acabemus la ruta, José Manuel me convidó a un cafelinu ena su casa i m'enseñó delo que más me gustó d'aquella tardi: los debujus. Dispués de ver el trebaju tan menuciosu, con tantu detalli delos sus cartelis i debujus arquiológicus, tomé atranquiju i pensé que, alas vezis, la representación tien más valor que la ralidá. El arti dela prumilla autodidacta i los estilografus ajuntaus ala passión polas vasijas i la estoria dela comarca sobrepassa de ciertu al retejón encontrau en una senara o al cachinu de metal que apareci al echar los cimientus delos nuevus edificius. 

Dendi aquí agraeçu a José Manuel aquella tardi tan entretenía de carava i vesita i de hazer-mi ver que semus más delos que pareci los que mos precupamus dela nuestra coltura, del nuestru patrimoniu i dela nuestra estoria; que caúnu contribuímus dela manera que sabemus a sustener i divulgar el mundu que tenemus delantri del que tan facimenti mos desaculamus i que con tantu afán las pressonas inorantis d'él s'empeñan en negá-lu. Esperu que con el trebaju, rectu i téntigu, seamus los que seamus, poamus ser escapás de quear alos que vengan detrás lo suficienti comu pa sentir-si satisfechus delo que es el su puebru i delo que semus los estremeñus.

1 comentario:

BUENOS AIRES dijo...

Bella arquitectura