domingo, enero 15, 2012

La "tabula rasa" del Plan Badajoz



Dispués de más de mediu sigru, los puebrus nuevus que nacierun pola colonización el Pran Badajó siguin alevantaus, peru sin solución pa una continación crara. Enque es plontu pa dizil si esti pran frascassó o no, se prencipian a vél los fallus. Por dos generacionis, las parcelas ereás s’án estau trebajandu. Quandu el relevu ala tercel geneción deviera de sel ogañu una ralidá, los pobremas contra los que ain que bregal son tantus que naidi quiel ni puei tiral palantri. La genti nueva, ahuyi por no encontral trebaju polo que á estudiau i los que decidin queal-si, lo hazin comu jornalerus, obrerus o arbañilis. 



Las impresas están amenuías a unas pocas eniciativas hugazis. Las coperativas agrarias criás pa trebajal colos produtus de güertas, senaras i parcelas, las que no están farrungás, están espelusás o aburrías pol desbalagamientu i el robu. Grandis fincas prencipian a barruntal-si, pos artolanus, campusinus i parcelerus dexan de tenel medius, materialis i umanus pa acontinal. Estillerus i comercius chicus án cerrau i oficius que antañu eran corrientis, ya namás son recuerdus en tardis juegandu alas cartas. 



Quandu despropiarun las grandis fincas comu las de La Sarteneja, La Vara, Los Carneriles o Torre-Fresno pareci que no se barruntava ná d’estu. Mentris, los puebrus viejus, comu Lobón, El Montiju o La Puebla destendían sus choçus polos lexíus. El proyetu era ambiciosu: aborral un cachu d’Estremaúra pal serviciu la nación. La despropiación se hizu ata l’estremu de que qualquiera cosa que arrecordara el passau aburríu de señoritus tenía de sel derrotau. Si pa ellu era mestel mual el paisagi, se muava. Assinque, sin arreparu dengunu, quitarun la hesa i el monti, charcas i lagunas pa destendel una gran mesa dendi lo primeru. Pusun puebrus nuevus i truxun colonus d’Estremaúra i d’otru laus alos que dierun una vida nueva, con casa, tierra, aperus, educación i divertimentus. Esti assuntu está más o menus estudiau: el capital umanu i material envertíu en esta Vega hue enormi.

Los nietus delos que vinun no lo conocin i pocu les importa del passau los sus agüelus, peru menus entovía qué avía aquí enantis de llegal ellus. El trebaju del régimin s’encargó d’ellu i la educación d’agora lo garantiza: el paisagi á muau tantu i s’án incultau otru quantu que’l veregel i la novedá no dexan vél lo de patrás. 





Quandu truxun maquinarias que no vían pisau estas tierras enantis pa hazel bancalis, echal caminus i escaval hoyus i acequias, aborrarun los restus delos antiguus estremeñus que anduvun paquí. No se respetarun mosaicus en allanandu las tierras. Aballarun colos murus d’antiguas villas romanas i taparun boegas enos bancalis. Arrancarun las pieras de viejas calçás.
Derrotarun cimenterius milenarius.

Eschangarun huentis de cantería i maniantalis. Barrumbarun restus d’ermitas i pobraus. Tirarun molinus, destraçarun una nueva caxa pa Guadiana i una nueva vestimienta con ucalitus i prantas folasteras. No se tuvu respetu por dengunu delos restus que mos quearun los antiguus vezinus d’estas tierras. Direis que eran otrus tiempus i otrus pensamientus i que gracias que hizun parcelas púun vivil en estus puebrus duranti’l campu diera de comel. Peru no veu el dañu que hazía una huenti de cantería, un mosaicu o un cachu de calçá. Ogañu, por baxu de parcelas, atarfis i çarçalis está acovijá la coltura d’esta vega: comu siempri, por baxu'l dineru i los interessis.

No hay comentarios: