martes, agosto 30, 2011

Montiju

Montiju se halla entallau por La Cabrilla i la vía tren, al sul de los cerrus de La Centinela i San Gregorio, i al norti de La Puebla. Es unu de los lugaris con mas estoria de las Vegas Bajas, pos antañu enos sus territorius estava el puebru de Agla. Prencipió a pulal cuandu los visigodus, que quearun muchus restus materialis, culturalis, artísticus i lingüísticus ena vega.
Comu aconteci en La Puebla, las callis de Montiju son largas. Pero, a la contra de los sus vezinus, las sus casas se destiendin en hermosas fachás de bastanti anchura. Las casas en Montiju tienin la puerta prencipal con marcu ressaltanti, angunas con bastioris de granitu i otras hiziendu un arcu de meyu puntu rebajau (escarçanu); las ventanas bien altas con rejas, cosa que se estila en tolos puebrus viejus de la Vega.
El poyeti la ventana de piera i las ojas maera con postigus en ves en cuandu puein vél-si en angunas casas.
Las puertas farsas, muchas vezis encajás en granitu, son de maera con cravus, conos aciratis las roás por baju en piera. Las que no dan pa las nombrás "rinconás" (callejas entallás i sin salía) o pa una paralela, están ena mesma fachá, alargandu-la, de mó que las callis, enque tengan pocas casas, son mu largas.
Poquinas son las argollas que quean en Montiju, lo mesmu que enos puebrus d'alreol, pero entovían puein atopal-si anguna que otra junta las puertas farsas.
Escúu en el solal la antigua igresia de San Isiru
Los escúus en casas solariegas no son frecuentis pa estus puebrus. En Lobón, Torremayol i Montiju ain angunus. Tamien quean en El Condau.
Escúu ena Crus los caíus
El escúu de Montiju representa un pozu visigodu, que antañu se hallava ena praça, acostodiau por dos macerus.
Albondan los edificius religiosus en Montiju, tuviendu varias ermitas (San Jesús, Virgen de Barbaño, San Gregorio), dos conventus (San Antonio, Santa Clara) i la rezia igresia San Pedro.
Espadaña la Ermita de Jesús Nazareno
Puerta con almojaillau
Colunas de la antigua igresia de San Isidro
La primel igresia el puebru hue la de San Isiru, del sigru XIII, seguramenti hecha por cima d'anguna costrucion religiosa visigoda polos restus hallaus. En el cartelinu de la gocha puei leel-si:
En este lugar estuvo la
antigua Iglesia-parroquial
de San Isidoro. Siglo XIII. En el
siglo XVII se la llamó de San Isidro.
Se conservaban en ella dos
lápidas cristianas visigodas
del siglo VI.
[testu escricionis]
En 1691 el IV Conde de
Montijo construyó aquí
una casa-granero aprove-
chando materiales de la
antigua iglesia.
Detallinu las metopas la puerta sul la igresia San Pedro
Puerta sul la igresia
Torri de San Pedro
Puerta el conventu Santa Clara
(A los laus el escúu de los Portocarreros)
El conventu Santa Clara es del sigru XVII. En él están entovía las monjas de clausura, las clarissas. Los sus ducis son mu anombraus ena comarca.
Espadaña el conventu
Detallinu de otra de las puertas el conventu
Pozo Nuevo
Pilón i depósitu
Los pozus púbricus no son comunis pa estas tierras, lo mesmu que las huentis. Polo general, la genti de siempri á teníu pozu en casa, pos las aguas de Guadiana se filtran por tola vega a bastantis quilometrus de pondi está ogañu la caja. Con tó i con essu, en Montiju se conservan angunus, comu el Pozo Nuevo, ena rinconá que tien el mesmu nombri, el Pozo el Valle o angunus pilonis i depósitus comu el que está junta la oficina de turismu o la estacion autobusis.
Chiminea ena calli Azorín
Muchas casas gastan bidonis que sirvin de depósitu d'augua acolocaus en chimineas viejas o alturas hechas apropósitamenti.
Parqui
La Puentezilla
Por cima la rivera de La Cabrilla, Montiju conserva una puenti de hechura medieval, obra de cantería compuesta por un arquinu de meyu puntu. Esta puenti es de bastanti emportancia pos era el passu que tenían los antiguus ganaerus pol cordel que va pa las tierras de Barbañu. Esti cordel hue la prencipal vía de comunicacion cona ermita la Virgin de Barbañu i, endispues de costruil-si, con el puebru de Barbañu.
Charca Las Encantás
Las numerosas charcas que has Guadiana a los laus quearun olviás i malamenti assestías. Guadiana, conas subías que tenía a ca ná (enantis de hazel-si la presa Montiju), alagava la vega i cualquiera hoyancu queava cubiertu, sino pola trambullá, pol augua lluvia. Angunas charcas s'án conservau, comu la del Infierno en Valdelacalçá o la de Las Encantás en Montiju. Otras nuevas, son hechas polas graveras i otras s'án ensecau. La Charca las Encantás, hata á pocu era un cachinu de charca que la genti aprovechava pa tiral el ripiu o que enfuncionava de esterquera. Ata hazi ná que el ayuntamientu Montiju quiju d'arrecuperá-la, esta charquina estava en tó i por tó desatendía. Ogañu, cona recuperacion la charca, se celebra en ella la nochi San Juan, andi la leyenda cuenta que s'ahogarun allina tres hermanas notizás pola luna reflejá i que en essa nochi aparecin i cumprin deseus.
La conservacion el estremeñu en Montiju es bastanti precupanti. Hue una villa repobrá, comu la huerça las Vegas Bajas, por gallegus i leonesis, pero al vel síu condal i cuental con comunicacionis güenas dende siempri, hizu que la lengua la almenistracion hondeara cona del puebru. Con tó i con essu quean muchus rasgus leonesis, comu la perda de -r enos infinitivus delantri de cualquiera pronombri -comé-te, siguí-te, dizí-lo, queré-vos- o mesmu el cierri en -u. El léssicu tradicional, está por contra, bastanti mas perdíu que en La Puebla (dambus a dos puebrus están desseparaus namás que pola carretera i La Cabrilla). Con tó, los montijanus tienin un tonillu particulal destintivu i que, por fortuna, premaneci inalterabli a las tonalidais andaluzas.
El movimientu cultural en Montiju es mu huerti, tuviendu varias associacionis, encuentrus i certamin literarius, representacionis de teatru, etc. Dende hazi bastantis añus, la Agrupacion Agla á arrecuperau cantaris, bailis típicus i angunas tradicionis. El rezienti teatru hechu en frenti a la igresia da güena preva de que la cultura en esti lugal es emportanti.

No hay comentarios: